domingo, 27 de diciembre de 2009

AÑO NUEVO, RECTOR NUEVO. En el Seminario Mayor San José de la Montaña de San Salvador




“Lo que mal inicia mal termina”.
Se rumora fuertemente que el nuevo rector del Seminario San José de la Montaña será el sacerdote diocesano Constantino Barrera, de la Diócesis de San Vicente. El padre Constantino ha sido párroco de Tejutepeque (Cabañas) por diversos años, recientemente ha estudiado una licenciatura en teología en España, en la Universidad de Navarra.
Antes de cualquier otro comentario, contextualicemos el nombramiento del Padre Constantino Barrera.
El que fuera Arzobispo de San Salvador, Mons. Fernando Sáenz Lacalle (y la cohorte de “monaguillos episcopales” que lo secundan), nos sigue dejando “en la calle”, en cuanto a la formación de los futuros sacerdotes diocesanos se refiere, y lo que es peor, divididos eclesialmente.
Inició, terminó y continúa atentando contra la formación sacerdotal del Seminario San José de la Montaña. El Arzobispo “emérito”, en cuanto tomó el mando de la Arquidiócesis de San Salvador, lo primero que hizo fue expulsar, sin diálogo alguno, al Equipo Formador que presidía el entonces sacerdote Luis Coto Flores. Nombró rector al Padre Alfredis Sánchez. El Padre Sánchez llevaba la encomienda de “limpiar” el Seminario de cualquier signo de “Teología de la Liberación”. Alfredis llegó al colmo de quemar libros de teología latinoamericana, pertenecientes a la biblioteca del Seminario. Este sacerdote, no duró más que un año en la rectoría, ya que el Seminario se volvió un caos y su incapacidad, lo mismo que su proceder ideologizado, quedaron al desnudo.
Después de la deficiente labor de Alfredis, el señor arzobispo confió la formación sacerdotal a los sacerdotes egresados de la Universidad de Navarra y afiliados a la Sociedad Sacerdotal de la Santa Cruz, ambas instancias emblemáticas, identificadas con la ideología del Opus Dei. El resultado de querer uniformar la formación del Seminario San José de la Montaña, en la línea del Opus Dei, no ha hecho otra cosa, sino dividir la Iglesia en El Salvador.
En un tercer intento desesperado, Mons. Fernando Sáenz, antes de terminar su episcopado, desmanteló, sin diálogo fraterno y sin advertencias previas, el Equipo Formador que presidía el Padre Leocadio Morales, que incluía a los sacerdotes diocesanos Jerónimo Rodríguez, prefecto de espiritualidad, y Manuel Acosta Bonilla, prefecto académico. La razón aludida fue que los nombrados sacerdotes no eran “ortodoxos”, no enseñaban sana doctrina. El padre Leocadio, al darse cuenta que no le dejaban trabajar, puso su renuncia, que de inmediato fue aceptada por Sáenz Lacalle, quien hasta hoy preside la Comisión Episcopal de Seminarios. De inmediato nombraron como Rector al padre Nelson Díaz, reconocido seguidor de las ideas del Opus Dei. El padre Díaz buscaba este puesto, ya que, desde que entró a formar parte del Equipo de formadores, se constituyó en embajador de Sáenz Lacalle. Junto al padre Nelson nombraron al padre José Salomón Álvarez García como administrador y al Padre Roberto Castro como prefecto de espiritualidad, ambos de la línea del Opus Dei, garantes de la “sana doctrina”. El Padre Nelson comenzó a salir en las ternas de sacerdotes “episcopables” (candidatos al episcopado), el mensaje estaba claro: los únicos episcopables eran los miembros o los afines a la ideología del Opus Dei.
Toda esta maniobra estuvo avalada por los “monaguillos” de Sáenz Lacalle: Mons. Romeo Tovar Astorga (actual obispo de Santa Ana), Mons. Luis Escobar (actual arzobispo) y aquellos obispos que con su silencio legitiman el despotismos de Sáenz Lacalle: Mons. Luis Morao (obispo de Chalatenango), Mons. Elías Rauda (nombrado obispo de San Vicente) y Mons. Fabio Colindres (obispo castrense).
Sin embargo, de nuevo el experimento no le funciona a Sáenz Lacalle, ya que el Padre Nelson condujo el seminario a una ingobernabilidad y el emblemático hombre del Opus Dei no logró unir la comunidad del seminario.
Los seminaristas, al terminar el año, hablaron con sus respectivos obispos sobre la situación caótica del Seminario y la Conferencia Episcopal decide quitar al Padre Nelson Díaz y nombrar al Padre Constantino Barrera como nuevo Rector.
El Padre Barrera debería ser sincero consigo mismo y con la situación de la Iglesia. Por honestidad, él no debería aceptar este cargo, el voto de los obispos que lo proponen no asegura competencia para el cargo –además, tiene el antecedente de los rectores mediocres-. Debe enterarse que está sirviendo de “chivo expiatorio” a las “diabluras” del Sáenz Lacalle ―en el sentido de diά-βολος, el que divide las voluntades―.
Bien haría en informarse con los sacerdotes que han sido víctima de la desconfianza del Opus Dei. Si a Sáenz Lacalle y a sus “monaguillos” no les resultan sus experimentos y no confían en el clero diocesano salvadoreño, para que asuman la formación del clero diocesano. Bueno, que vayan al seminario y lo conduzcan ellos mismos. Mejor, que abran su propio seminario, “a imagen y semejanza” del Opus Dei, y que dejen en paz de una vez por todas a los seminaristas del clero diocesano.
El asunto no termina ahí. El padre Enrique Gloden, que lleva 24 años como director espiritual en el Seminario, también lo han quitado sin un diálogo previo. Gloden ha tenido la valentía de escribir, en diversas ocasiones, a los obispos sobre su percepción del Seminario y les ha hecho sugerencias muy serias. Sin embargo, es claro que a Sáenz Lacalle y a sus “monaguillos” no les va la espiritualidad diocesana, sino la del Opus Dei, malamente representada en el Padre Roberto Castro.
El “invierno eclesial” y la “noche oscura” parecen apoderarse de nuestra Iglesia salvadoreña.
Con la mirada fija en Jesús de Nazaret, resistamos, seamos sistemáticos en hacerle frente, oremos y seamos fieles al Reino de Dios y a la Iglesia salvadoreña.

lunes, 16 de noviembre de 2009

"Veía la realidad desde el punto de vista de los pobres" (Entrevista con Rafael Aguirre)


Rafael Aguirre (Bilbao, 1941), ex decano de la Facultad de Teología y catedrático emérito de la Universidad de Deusto, tuvo la ocasión de viajar varias veces a Centroamérica, y en uno de esos viajes, de convivir durante tres meses con el equipo de la UCA (Universidad Centroamericana) que dirigía su amigo Ignacio Ellacuría.

Rafael Bengoa reflexiona sobre la labor que su amigo Ignacio Ellacuría realizó en la Universidad Centroamericana (UCA).


Pregunta. ¿Cuál fue el papel de la UCA respecto a la Iglesia en Centroamérica, a Roma y su relación con el padre Arrupe?


Respuesta. Hubo unos años en que los jesuitas de Centroamérica estuvieron a la cabeza de la honda transformación que conoció esta orden tras el Vaticano II. Encontraron aliento y apoyo en Arrupe. La Compañía de Jesús en El Salvador, como en otras partes, había sido la educadora de la oligarquía. En pocos años pegó un giro radical y la oligarquía pasó de venerar a la Compañía a los ataques más infamantes contra los jesuitas de la UCA. Ellacuría entendía que en un país pobre, desestructurado, la primera tarea de la universidad era contribuir a transformar la realidad social, articular intelectualmente la razón y la verdad de los pobres que no pueden hacerlo y que, por no tener, no tienen ni voz.


P. Hombre de Iglesia, Ellacuría era también un gran dialéctico, al que se le reprochó su participación en la política. ¿Era también un gran político?


R. En efecto, era un gran dialéctico. Era político en el sentido de que analizaba, con todos los recursos de las ciencias y con asesoramientos, la realidad social salvadoreña y proponía alternativas concretas. Pero no aspiraba, ni para él ni para la universidad, al poder, ni tenía una postura estrictamente partidista. Veía y juzgaba la realidad desde el punto de vista de los empobrecidos. Denunciaba al poder oligárquico, la injusticia estructural, las barbaries enormes del Ejército, la responsabilidad decisiva de la Administración norteamericana del tiempo. Entendía sus tomas de postura como una obligación universitaria, es decir sacar a la luz la verdad con rigor y absoluta libertad. Pero llevaba también muchos años criticando a la guerrilla. La universidad tenía que participar en el agudo conflicto de la sociedad salvadoreña, pero de forma universitaria. Se preocupó de preparar cuadros políticos, pensando en el futuro. Su papel político fue muy especial por su preparación, por sus cualidades personales y por la situación crítica que le tocó vivir, pero lejos de desvirtuar su responsabilidad como universitario y como sacerdote cumplió de forma eminente con su deber.


P. ¿Fue también muy crítico con el FMLN?


R. En 1983 declaró: "El FMLN no puede, en primer lugar, ganar la guerra revolucionaria en la que está comprometido. Y, en segundo lugar, aunque pudiera, no le conviene a El Salvador que el FMLN gane". Estaba reciente el triunfo sandinista y esta postura no fue comprendida por mucha gente de su entorno, incluidos varios jesuitas. Ellacuría sabía el coste terrible que supondría para El Salvador la reacción norteamericana y la división traumática que se produciría en el país. Trabajó para un acuerdo de las partes que depurase las responsabilidades de la represión y pusiese las bases para una reconciliación nacional y para una transformación de la sociedad salvadoreña.


P. En un editorial de la revista ECA afirmó que "la mentira es la reina consorte del terror".


R. Éste es un punto clave en el pensamiento de Ellacuría y que repite frecuentemente Jon Sobrino. En palabras de San Pablo, "la verdad es sofocada por la injusticia", no primariamente por la mentira. Todo crimen recurre a ocultar la realidad para justificar la injusticia. La guerra del ejército salvadoreño, con la ayuda norteamericana, que masacraba a la gente más pobre iba acompañada de un sistema de mentiras, de tergiversación y ocultación de la realidad, de producción de infamias. La poderosa emisora de los militares y prácticamente toda la prensa, en manos de la oligarquía, denigraba diariamente a los jesuitas, acusándoles de ser los instigadores de la guerrilla. La UCA y Ellacuría lo que hacían era servir a la verdad, denunciar la situación real del país, sobre todo la del campesinado pobre y que cargaba encima con una brutal e indiscriminada represión del Ejército y con una guerrilla que agravaba más su situación.


P. ¿En qué quedó su labor salvadoreña?


R. Difícil y delicada cuestión. El asesinato de los jesuitas fue un factor que aceleró el proceso de paz, que se plasmó en los Acuerdos de Paz firmados en Chapultepec en febrero de 1992. Respondían a la visión de Ellacuría porque suponían una ruptura con la situación anterior y ponían las bases para una transformación profunda de la política y de la sociedad salvadoreña. Desgraciadamente, su desarrollo ha sido insatisfactorio. Pero este año ha triunfado en las elecciones la izquierda del FMLN, en la actualidad un partido plenamente democrático, y el presidente Mauricio Funes reivindica el legado de Ellacuría y muchos discípulos de éste ocupan actualmente cargos de responsabilidad en el gobierno.
En la vida interna de la Iglesia centroamericana y de la Compañía de Jesús creo que su herencia se ha diluido extraordinariamente, y la institución eclesiástica se ha esforzado por cambiar este rumbo. Y hay que decir una cosa muy importante: no nos podemos quedar con el Ellacuría realista y político. Es más importante el Ellacuría profético y utópico, por usar sus propias palabras. En última instancia, le movía la fe cristiana reflejada en la vida de Jesús. Por eso hablaba de "los pueblos crucificados" -"Tercer Mundo" y "subdesarrollados" son eufemismos que ocultan el sufrimiento injusto- y hablaba de utopía porque se trata, decía, de revertir la historia, de promover una civilización de la austeridad, porque el nivel de vida del Primer Mundo es un privilegio injusto. En Ellacuría es esencial la crítica a nuestra forma de vida occidental. Sería una hipocresía homenajearle a los veinte años de la entrega heroica de su vida, como sus compañeros, y ocultar esta dimensión esencial y pendiente de su legado.

lunes, 9 de noviembre de 2009

Carta abierta a los Obispos de El Salvador: Por el sacerdote Enrique Gloden

A los Señores Obispos
de la Conferencia Episcopal de El Salvador

San Salvador, 18 de octubre de 2009.

Estimados Señores Obispos:

¡Que Dios nuestro Señor siga colmando de sus más abundantes bendiciones a Ustedes y a los feligreses de sus respectivas diócesis!
Hace pocos días los medios de comunicación social nos han informado que la cifra de asesinatos en el país ha aumentado a 16 en promedio por día. Son pecados que gritan al cielo, y desafían.
El Señor de la vida nos pedirá cuentas claras, si no levantamos la voz a tiempo (estamos a lo mejor ya tarde) como Iglesia. Nuestra salvación podría estar cuestionada por callar ante tan graves pecados, pecados contra la vida de tantos bautizados, hijos de Dios, nuestro Padre.
La Iglesia a través de la Conferencia Episcopal de El Salvador no debe callar, debe hablar, defender la vida y dar palabras de aliento. Todos estamos expuestos a perder la vida.
Preguntémonos qué diría Jesús ante tanta violencia.
Estamos obligados desde todo punto de vista a proclamar la vida, a defenderla a ultranza.
Que Dios no nos pregunte: "Caín ¿qué has hecho de tu hermano Abel?
Callar, no decir nada desde la Palabra de Dios nos vuelve cómplices.
Es cierto que toda labor de la Iglesia -desde la de Ustedes hasta la de los seglares- es aunque sea indirectamente prevención o disminución de la criminalidad. Gracias a Dios y a la colaboración de tantos bautizados.
Pero de ningún modo basta. Tendría que darse un trabajo explícito, exhaustivo, organizado frente a la criminalidad en general y a la matanza de tantas personas en particular. Probablemente se hacen algunos esfuerzos de parte de la Iglesia. Pero no son conocidos.
¿Dónde hay planes de la Conferencia Episcopal, de las diócesis, de la parroquia y de las otras instituciones de la Iglesia, e integrados explícitamente en los planes de pastoral de conjunto y esto con su debida relevancia? Normalmente brillan escandalosamente por su ausencia.
Concretizando: la pastoral de los jóvenes abarca un porcentaje muy pequeño de los jóvenes salvadoreños.
¿Dónde queda una pastoral con las maras? Es significativo que el CD "La Vida Loca" muestra únicamente la presencia de predicadores protestantes. ¿Dónde quedamos los católicos? ¿Por qué no hay una pastoral de pandillas? Esta ausencia de nuestra Iglesia en este sector tan vulnerable y vulnerado de la población no tiene nombre.
Algunas pistas de acción:
  • Un testimonio mucho mayor de la vivencia de nuestra fe;
  • una campaña fuerte, sistemática y efectiva de oración profunda al respecto;
  • una evangelización más generalizada;
  • una concientización mayor de todos los implicados en la educación de jóvenes;
  • un fortalecimiento serio, no tibio de las familias;
  • el fomento de la santidad, de una santidad enraizada en la realidad de la vida, tarea utópica, pero a la vez imperante;
  • la promoción del respeto a la vida y la dignidad humana;
  • una verdadera y generalizada mística de la inhabitación trinitaria en los bautizados, con los dos pies en la tierra;
  • una capacitación para un enfoque integral de los problemas de una convivencia cristiana;
  • la colaboración con todos los sectores de la sociedad que tienen incidencias en esta problemática;
  • encargar a uno de los organismos de las diócesis para monitorear esfuerzos, ó crear un organismo ad hoc, efectivo.

Con un saludo muy respetuoso en Cristo Sacerdote

Padre Enrique Gloden

E-mail: glodensch@yahoo.com

martes, 3 de noviembre de 2009

CUANDO LA JERARQUÍA DE LA IGLESIA DUERME EL SUEÑO ETERNO



Redacción SERVIDORES


La crisis institucional en El Salvador toca también a la Iglesia.
Y toda crisis institucional tiene dos caras: una interna a la institución y otra externa, la crisis exterior es manifestación de la crisis interior.
La Conferencia Episcopal de El Salvador tiene pocas propuestas sistemáticas, que vayan más allá de actividades aisladas para afrontar los desafíos de la evangelización contemporánea.
Vino el año sacerdotal y no se supo, ni se conoció plan alguno para vivirlo en modo fructuoso.
Vino la misión continental y tampoco se sabe si existe plan nacional para realizarla.
El trabajo disperso es signo de debilidad y con él se pierde la capacidad de incidencia en la realidad.
Es verdad que los movimientos de apostolado y las comunidades eclesiales de diversos tipos han luchado y luchan por mantener viva la vida de la iglesia. Pero, ¿qué tan difícil le resulta a los obispos dar muestras de unidad y cohesión? ¿Qué ganan con dividirse en bandos a favor o en contra de este o aquel partido político? Lo único que se les pide es que se dediquen a aquello que es propio de la naturaleza de la Iglesia: la evangelización.
Pero, ello requiere no sólo de buena voluntad, sino de comocimientos técnicos y una sólida y sistemática organización.
En El Salvador no existe:
  • Un Instito Superior de Formación para laicos, aun con toda la riqueza de recursos humanos con que se cuenta: catequistas, celebradores de la Palabra, servidores de movimientos, etc.
  • Un programa nacional de becas para los agentes de pastoral, para que hagan estudios teológicos de grado y postgrado. Sólo algunos sacerdotes y religiosas tienen ese privilegio.
  • La CEDES no tiene comisión teológica, uno piensa o que los obispos son muy sabios o el Espíritu Santo les comunica por ciencia infusa lo que tienen que decir en cada momento.

Podríamos seguir la lista de cuestiones que faltan por construir en nuestra iglesia, pero los ejemplos propuestos son suficientes para intuir cuáles son las prioridades de nuestros jerarcas.

Mientras se sigue acentuando la tendencia fundamentalista e intolerante al interno de la Iglesia Católica Salvadoreña, los protestantes siguen sin ser perturbados en su obra proselitista en las bases de la Iglesia Católica.

La comunión es la clave operativa de la misión. El diálogo fraterno entre los agentes que conforman la estructura histórica de la evangelización, es decir, pastores, fieles y teólogos, es esencial para la misión.

Superemos los prejuicios ideológicos, entremos en la madurez del diálogo y dediquémonos a lo nuestro: a evangelizar.

viernes, 16 de octubre de 2009

CONFERENCIA DE PRENSA DEL OBISPO AUXILIAR DE SAN SALVADOR, MONS. GREGORIO ROSA CHAVEZ: 20 DE SEPTIEMBRE DE 2009


Las palabras del Arzobispo Mons. José Luis Escobar Alas generó una polémica mediática y política en torno a la ley que regule los matrimonios entre personas de diferente sexo y las implicacines que esto tiene en la comunidad de homosexuales. Rosa Chávez, acuerpado por la Conferencia Episcopal de Obispos salió en defensa del inexperto arzobispo, que puso en evidencia sus preferencias políticas. El texto completo de la conferencia de prensa de Rosa Chávez no llegó a conocerse, aquí les proponemos el texto completo.


Al tratar de contemplar la realidad con la mirada de Jesús, vemos a un pueblo angustiado y desconfiado. Angustiado porque ya no soporta el flagelo de la violencia y de las extorsiones. Y desconfiado ante las promesas de que ahora si va a funcionar el sistema de justicia. En este contexto se enmarcan el llamado del presidente Funes a construir un frente común ante la delincuencia, que él ve ligada, entre otros factores, a la acción nefasta del crimen organizado. Y en este clima se estrena el Doctor Romeo Barahona como Fiscal General de la República. Las primeras reacciones indican que le espera un camino cuesta arriba y que el beneficio de la duda que le otorga una parte importante de la ciudadanía, tiene un plazo corto. Es decir, el pueblo espera signos claros e inmediatos de que el Doctor Barahona va a cumplir a cabalidad sus atribuciones. Y los salvadoreños tienen razón porque la justicia es fundamental para la paz.

Según la Constitución Política vigente, “el Ministerio Público será ejercido por el Fiscal General de la República, el Procurador General de la República, el Procurador para la Defensa de los Derechos Humanos y los demás funcionarios que determine la ley” (Art. 191). Y más adelante señala entre las atribuciones del Fiscal General de la República, las siguientes: 1) Defender los intereses del Estado y de la sociedad; 2) promover de oficio o a petición de parte la acción de la justicia en defensa de la legalidad; 3) Dirigir la investigación del delito con la colaboración de la Policía Nacional Civil en la forma que determine la ley”. Las quejas más frecuentes son las que se refieren a la forma cómo se dirige la investigación del delito. Por el bien del país auguramos al nuevo Fiscal General una gestión que traiga esperanza, tranquilidad y seguridad.

En lo referente al ámbito eclesial, la semana ha estado marcada por la polémica en torno a ciertas palabras pronunciadas por nuestro arzobispo, Monseñor José Luis Escobar. Los Vicarios Foráneos de la arquidiócesis se han pronunciado en su defensa. También los obispos de El Salvador hemos tomado posición en un comunicado que fue publicado ayer. En él “los obispos de la CEDES expresamos nuestro total apoyo a las declaraciones del Arzobispo de San Salvador, Mons. José Luis Escobar Alas, referidas a la ratificación de la enmienda constitucional sobre el matrimonio y la familia.

Las razones en que nos basamos están tomadas de la actitud y la enseñanza de Cristo y del magisterio del episcopado latinoamericano. Me permito leerlas para su conocimiento.

“Los Obispos de la CEDES saludamos a toda la nación salvadoreña, y expresamos lo siguiente:
1- Jesús, nuestro Salvador, fue compasivo con todos los hombres y mujeres de este mundo (cfr. Mt 11, 28), pero también fue firme en cumplir y hacer cumplir la voluntad de Dios Creador, en lo que concierne a la vida y al amor con que ha enriquecido a los seres humanos para fundar familia (cfr. Mt 19, 1-9). Es más, Jesús mismo afirmó: no he venido a abolir la ley sino a darle pleno cumplimiento (cfr. Mt 5,17).
2- El Documento de Aparecida enseña que: “La familia es uno de los tesoros más importantes de los pueblos latinoamericanos y caribeños, y es patrimonio de la humanidad entera” (432). “Creemos que la familia es imagen de Dios que, en su misterio más íntimo, no es una soledad sino una familia” (434). Lastimosamente, la familia se ve amenazada sobre todo por la “ideología del género, según la cual cada uno puede escoger su orientación sexual, sin tomar en cuenta las diferencias dadas por la naturaleza humana. Esto ha provocado modificaciones legales que hieren gravemente la dignidad del matrimonio, el respeto al derecho a la vida y la identidad de la familia” (cfr. 40)
3- Nos unimos a la voz de los Obispos católicos reunidos en Aparecida, Brasil, para esperar “que los legisladores, gobernantes y profesionales de la salud, conscientes de la dignidad de la vida humana y del arraigo de la familia en nuestros pueblos, la defiendan y protejan…” (436).
4- Por lo anterior, los Obispos de la CEDES expresamos nuestro total apoyo a las declaraciones del Arzobispo de San Salvador, Mons. José Luis Escobar Alas, referidas a la ratificación de la enmienda constitucional sobre el matrimonio y la familia.
San Salvador, 17 de septiembre de 2009.

El señor Obispo está fuera del país por eso estoy yo aquí con ustedes esta mañana

P. 1- Buenos días Monseñor ¿Qué lectura hace de la escogitación del nuevo fiscal, tomando en cuenta que los partidos políticos han señalado, al igual que con la Corte Suprema de Justicia, que atrás han quedado ya, aquellas cuotas de poder que anteriormente predominaron en estas elecciones de segundo grado? Y en segunda instancia conocer si cree que sería saludable que el señor Astor Escalante siga como Fiscal Adjunto.

R. 1 Si usted se fija, yo he tratado de ir a la Constitución Política para recordar qué es el Ministerio Público, yo mismo no lo tenía claro en los años anteriores, es algo novedoso para nosotros. Y luego las atribuciones del Fiscal que son bastantes, yo señalo las tres primeras. Si usted recuerda los años anteriores, en el último gobierno de ARENA se quejaban de los jueces, y los jueces decían que la investigación estaba mal hecha muchas veces, que fallaba la Fiscalía y fallaba la Policía Nacional Civil. Entonces, la gente se quejaba y la justicia nunca llegaba. El enfoque ha sido recordar qué es un Fiscal para que, con la gente con mucha desconfianza y, con mucha desilusión de cómo las cosas se han hecho hasta hoy, y por eso digo que tiene el camino cuesta arriba y que tiene poco tiempo. Que hay por ahora el beneficio de la duda, pero que hay que actuar rápido. Mi deseo es que tenga éxito, porque eso es bueno para todos y, él creo que lo sabe muy bien. Después de cinco meses, por fin tenemos una elección. Es importante que al pasar los días, veamos que fue una elección adecuada. Aún no han nombrado al Adjunto, él estará escuchando las distintas opiniones, quiera Dios que elijan a la persona más adecuada.

P. 2- El Vice Ministro de Justicia decía ayer, justamente, que la persona electa no llena las expectativas que se habían generado alrededor de la figura del Fiscal que se deseaba, y lo que usted dice ahora que el beneficio de la duda le durará poco. ¿Quiere decir qué realmente no hay mucha confianza?

R.2 No hay confianza, y yo usé dos palabras, dije que la gente estaba angustiada y desconfiada, y es verdad; lo sentimos todos y lo transcribimos cada día en nuestros medios de comunicación. Esto hay que superarlo, porque no hay derecho a que la gente viva tan mal. Ciertamente el pasado del fiscal está ligado a un partido, que gobernaba antes del partido que gobierna hoy, no fue fácil dar con un nombre. Por eso mismo, la tarea es cuesta arriba; recalco esta expresión, es urgente que la haga bien. Hay muchos comentarios, muchos son de no felicidad, otros son de desconfianza clara, otros son de desaprobación, pero la mayoría decimos, bueno démosle un poco de tiempo, porque necesitamos que esto se haga y se haga bien.

P.3. Esta semana el Procurador de Derechos Humanos, calificó de inapropiada las palabras del Arzobispo de la semana pasada, porque consideró que llamaban a la polarización. Observo también su firma en este comunicado, ¿usted también confirma que hay que condicionar los préstamos y el presupuesto para la Reforma Constitucional?

R.3. Si tú te fijas en el comunicado, los argumentos que ponemos no aluden a ese punto, aluden a la visión de fondo, y en esta visión de fondo hay mucha deformación, mucha distorsión. Los titulares de algunos periódicos desvían totalmente la atención de lo principal y, con razón se quejan los grupos homosexuales, con razón se quejan de sentirse señalados, de sentirse acusados, porque así se refleja en algunos medios lo que la Iglesia quiere y allí está el problema. Pienso que con toda serenidad hay que poner las cosas en su lugar. Este comunicado nuestro no alude para nada a esa frase de él, porque no estaban escritas, fueron pronunciadas en el momento de responder a una pregunta, y fueron las que crearon una polémica; yo señalo que es una polémica fuerte. Yo escuché y leí las más radicales, las más cuestionadoras. Las he reflexionado tanto en el campo de los que están opinando como en el mundo político, y veo que el tema algunos lo han utilizado para su provecho. Y están distorsionando la visión nuestra, que es el bien de la gente, el bien de la familia salvadoreña. Si no nos salimos de este contexto, de una polémica que no ayuda a nadie; yo lo repito, él lo ha dicho muchas veces, pero se ha olvidado en algunos medios que no hay nada contra personas que tengan una opción de orientación sexual de tipo homosexual, no hay nada en absoluto. Esto hay que superarlo, porque el problema no está allí. Quiera Dios que la polémica termine y vayamos al fondo, qué país queremos y con qué tipo de decisiones se va a construir.

P.4. La semana pasada la iglesia católica hacía un llamado a los feligreses a que participaran a una marcha en donde se ratifique la Enmienda Constitucional. Sin embargo, ayer que se realizó la marcha, ningún líder de la iglesia católica se vio en esta marcha. ¿Conoce cuál es el motivo?

R.4 Si yo leí que habían planteado que el Arzobispo iba a estar presente; él está fuera del país, por eso no estuvo presente. Fue una marcha organizada por grupos ligados al tema de la familia y, no conozco detalles de cómo estuvo, de qué mensajes se dieron, de cuánta gente asistió. Pero toda expresión que ayude a un país más unido, a un país donde la familia se fortalezca es algo bueno. Que la familia está tan destruida, comenzando por la miseria en la que viven muchas familias, familias donde no hay condiciones dignas de un ser humano, donde viven en la total pobreza y miseria, donde no hay oportunidad para los jóvenes. Esa familia no puede percibir un futuro diferente y allí hay que apostarle a una vida digna para todos. Por otra parte, la seguridad; familias que viven en la zozobra permanentemente, víctimas de tantas formas de violencia, incluso violencia intrafamiliar, son cosas que deben preocuparnos. Ya hemos dicho que el Arzobispo está fuera del país, y por eso no estuvo presente. No sé cuánta más gente de Iglesia asistió, esperamos que el resultado sea bueno, en tanto que empuja pues una visión de país en el que la familia es fundamental.

P.5. Qué opinión le merece el hecho de que las autoridades no están implementando medidas contundentes tras el incremento de la delincuencia, como lo son los secuestros, que esta semana se ha conocido que ya superan los 30 plagios en lo que va del año. Y lo mismo en el campo de las extorsiones y los homicidios, principalmente porque las mismas autoridades saben que desde las prisiones son donde se ordena este tipo de delitos. ¿Qué opinión le merece esto?

R. 5 Es importante ayudar al país con investigaciones de fondo con el tema de la delincuencia, fíjate que los Obispos tenemos una Carta Pastoral de hace varios años, donde planteamos cinco cosas. Primero, que estamos en un mar de violencia; segundo, la pregunta, ¿tenemos que resignarnos ante esta realidad?, muchos ya se resignaron ya bajaron los brazos; tercera, no te dejes vencer por el mal; y, la cuarta, vence el mal con el bien. Y aquí viene la quinta que es poner en el centro a la persona humana. Yo noto que con frecuencia nos centramos en un punto, en este caso el punto de las cárceles y dejamos afuera otros elementos, como son todas las políticas. Las políticas que tienen que ver con los centros penales, cuáles son esas políticas, qué resultados están dando, todas las políticas ligadas al fortalecimiento de la familia, a la justicia, el trabajo conjunto de los tres poderes ¿dónde está? Entonces, pienso que a veces un punto que distrae al conjunto del problema. Nosotros planteamos tres cosas: los Obispos. una es que el diagnóstico tiene que ser objetivo, creo que la muerte de Poveda y su trabajo de investigación nos deja unas preguntas, ¿cómo es el fenómeno?, ¿qué es un pandillero?, ¿por qué surgen las pandillas? Y a ese tema como que no le queremos entrar. Entonces, claro los vemos siempre como enemigos, y no como seres humanos, que son también fruto de una sociedad que los lleva hasta allí, y que viven en un infierno y también hacen vivir un infierno a otros. Segundo, un análisis de las causas, ¿por qué pasa esto?; digo un análisis de las causas: por qué pasa esto y allí no estamos de acuerdo todavía. Y por último, una propuesta concertada. La llamada del Presidente Funes supone que hay una propuesta en la que todos nos sintamos cómodos para que veamos que vale la pena. Por eso el Fiscal era importante tenerlo ya elegido y el reto era antes en esta línea que nos ayude a que esto se vaya configurando. Así que yo diría que es peligroso centrarse en un puntito como este, que puede distraer del problema de fondo. Por ejemplo, el tema del narcotráfico y el crimen organizado. Nosotros lo mencionamos en esta carta, cuando este tema no se tocaba, hoy ya se volvió un tema que se menciona, ¿quiénes están detrás sería la siguiente pregunta? Y es una pregunta peligrosa.

P.6. Siempre en el tema de la violencia en las últimas semanas hemos conocido a policías involucrados en actividades ilícitas, su valoración sobre el trabajo de la Policía en este aspecto, o será que no pasan suficientes filtros.

R. 6 Pienso que tenemos suficientes elementos para recordar épocas pasadas. La primera época cuando era la Policía una especie de modelo para el mundo, cuando no usaban armas de grueso calibre. Un momento, diríamos, romántico. Un segundo momento, cuando la policía se va corrompiendo, en donde incluso hubo directores que eran parte de la corrupción; este tema es todavía vigente: cuando un jefe no es un modelo, los de abajo no piensan que deben ser un buen policía. Y el momento actual, donde hay un nuevo director que vamos conociendo, que da muestra de querer actuar en lo que es la depuración; si sigue por ese camino la gente va ir teniendo confianza de nuevo en la policía, porque ese es el problema: un plan de combate, donde se supone confianza en las autoridades, ¿cómo conseguirla? Pienso que allí se están dando pasos; yo estimulo a que los pasos se den con audacia y con objetividad que no sea una cacería de brujas, sino que sea algo objetivo, porque necesitamos un tipo de policía que para todos sea una garantía y no una amenaza.

CONFERENCIA DE PRENSA DEL ARZOBISPO JOSÉ LUIS ALAS: 13 DE SEPTIEMBRE DE 2009


Fue en el contexto de esta conferencia de prensa que el arzobispo se vio envuelto en el incidente mediático y político en torno al debate sobre la ratificación de la ley que prescribe el matrimonio sólo entre personas de diferente sexo, excluyendo el matrimonio entre homosexuales.

EL SEÑOR BENDIGA NUESTRA PATRIA Y A TODOS NUESTROS HIJOS



La semana pasada les hablé de la nueva encíclica del Santo Padre el Papa Benedicto XVI. Queremos hoy obsequiarles un ejemplar de esta carta porque tiene mucho que ver con nuestra vida, tanto personal como social. Como dijimos la vez pasada, en ella el Papa nos enseña que el camino del amor, de la caridad, es la solución de nuestros problemas sociales, particularmente del problema de la pobreza.

El Papa Benedicto enseña en esta encíclica que la justicia y la caridad exige el bien común (No 7). El bien común implica una visión de conjunto de nuestra sociedad. De esto se trata la enmienda de la constitución sobre matrimonio y adopciones de que hemos estado hablando desde hace un buen tiempo. Pedimos, pues, una vez más a los distintos partidos políticos representados en la Asamblea Legislativa ratifiquen la reforma de la Constitución que ellos mismos aprobaron por unanimidad.

Y con este hacemos hoy un llamando todas las personas de buena voluntad a manifestar a los diputados y diputadas su apoyo a la reforma constitucional participando en la marcha por la familia, sábado 19 de septiembre. Iniciará a la 1:00p.m. Partiendo del Divino Salvador del Mundo. Pido de modo especial a todas las parroquias, participar con el mayor número de personas posible, para mostrar nuestra voluntad en n asunto tan importante para el bien común. En efecto es para el bien de todos y nos evitará muchos males y si se ratifica nos traerá muchas bendiciones de Dios.

El próximo martes 15 de septiembre celebraremos la Independencia de nuestra Patria. Como cristianos que somos debemos orar por nuestra patria y buscar siempre su bien. “Dios Unión Libertad” es el lema de nuestra nación y es importante tener en cuenta que tal cual dicho lema lo expresa el primer lugar lo ocupa Dios. Todos nuestros problemas a la base tienen siempre como causa fundamental el olvido de Dios, tanto en nuestras vidas personales como en la vida de nuestra sociedad. Pensemos en la violencia, el odio y la venganza. El que está verdaderamente unido a Dios no cae en actitudes tan deplorables. En este 15 de septiembre oremos por nuestra nación y prometámosle a Dios hacer nuestros mejores esfuerzos por la patria. Ella es nuestra herencia, nuestra identidad, la que nos une con todos nuestros hermanos salvadoreños, dentro y fuera de las fronteras del país, desde Australia hasta Europa y desde Alaska hasta Chile. Que el Señor bendiga nuestra patria y bendiga a todos sus hijos doquiera que vivamos.

1- Con respecto a la ratificación de la enmienda a la constitución, ¿Ha tenido algún acercamiento con el FMLN quien dijo que ya no era necesario ratificarla?

No. Personalmente no he tenido ningún acercamiento desde aquella ocasión que platicamos, pero quizás valga para hacer un llamado a todos los partidos políticos una vez más, a todos los diputados a que ratifiquen esta enmienda constitucional. Es verdad que el FMLN ha negado sus votos, pero también ARENA, el PDC y demás partidos tienen responsabilidad en esta enmienda constitucional. Por el motivo de que ellos aprobaron con unanimidad junto con el FMLN, ahora bien, si uno de los partidos se niega a dar sus votos y los demás están convencidos del bien común, del bien de la nación, podrían obligar a esta fracción negándoles sus votos en aquellos que talvez esta fracción oficial se los pide. Como por ejemplo los prestamos el presupuesto, necesita los votos de la otra parte, pero pareciera que el tema se ha politizado y nadie, refiriéndome a ningún partido de los principales, Ojala que esas dos fracciones de verdad apoyaran el proyecto y obligarían a la otra a apoyarlo. Porque así es la negociación en la asamblea. Pero si solo se discute y se señala sin ninguna fuerza, ni presión, me parece que no hay verdadera voluntad. Por eso, yo hago un llamado a la izquierda y también a la derecha y, ojala también, se aprobara por unanimidad o se ratificara por unanimidad porque este sería un unificador de buena voluntad y de respeto a la comunidad y el respeto a la asamblea misma, porque quedó empeñada la palabra de todos los diputados. Quedó empeñado el honor de la asamblea. Si no lo ratifican pues ¡qué pena! Y qué pena por la asamblea misma. Y por cada uno de los diputados y por cada uno de las fracciones.

2- Ya se recibieron la plataforma moral que el Presidente de la República había prometido a las iglesias con respecto a los matrimonios homosexuales, ¿han recibido propuesta en otros linimientos que tiene que ver con la protección de la moral y de la familia?

A nosotros como iglesia no nos ha llegado alguna plataforma moral, ni mucho menos. Pienso que está bien si se quiere favorecer el aspecto moral, precisamente este de la asamblea ese aspecto moral, el frenar esa posibilidad de oficialización de la homosexualidad y además la adopción de niños por parte de homosexuales. Pregunto, entonces ¿No será este un tema moral? Demando, entonces, al gobierno a poner atención en este tema que es un tema moral, y ojala que como este busquemos superar cualquier dificultad.

No estamos en contra de las personas que tienen este tipo de problemas, pero estamos en contra de las legislaciones que vayan a favorecer inmoralidades, entonces no podemos. Como ya decía la otra vez, nuestro compromiso es precisamente con la moral, con la ética, con el bien común. Si hay una propuesta en esta dirección, pues enhorabuena, por supuesto que sí. Más bien, es lo que nosotros demandamos. Sin dobles intenciones, sino que de verdad se apoye la moral.

3-¿Cuál es su opinión acerca de los traslados de delincuentes de alta peligrosidad de un penal a otro?

Yo apelaría a las leyes de la nación. Me imagino que todo está reglamentado y confiaría en las autoridades pienso que están buscando hacerlo mejor. No puedo, ni siquiera imaginar, que haya una actitud delictiva en el trato de los presos, sino todo lo contrario, y creo que están en su derecho de organizar “adónde va este, adónde va aquel”. Yo no tengo noticias, pero mi opinión es como la opinión de cualquier otro ciudadano de la República, apelaríamos al buen juicio de las autoridades y también a las leyes. No tenemos ninguna denuncia sobre esto

4-Si el gobierno se opone a préstamos internacionales que beneficiarían a la población salvadoreña ¿Considera usted, que esa forma de obligar al FMLN para que ratifiquen esa enmienda constitucional pueda afectar a la población en general?

No van a afectar a nadie. Se ratifica lo que ya se aprobó. Cuando uno dice, por ejemplo: usted compra un vehículo en cinco mil dólares y a la hora de pagarlos dice “no, yo no se los doy. Porque si te los doy se acaba mi economía. No me conviene…”. Hombre pero si ya está pastado. Que se ratifique no afecta a nadie. Nosotros no pedimos que se llegue a la catástrofe, ni mucho menos, queremos la gobernabilidad. Pero que se ratifique. Que se cumpla la palabra. Es de honor ¿No le parece? Eso es lo que yo pido. No me interesa la crisis, no me interesa bloquear la economía del país. No. Yo solo le digo que hay mecanismos, si de verdad dijera alguna fracción, como la derecha, que están a favor de esto. Porque de presto la misma izquierda nos dice “ustedes, Iglesia, son ingenuos porque la derecha está sacando esta pieza de correspondencia y con esta nos da problemas. Cuando ella quiera, la derecha lo saca y ustedes apoyan a la derecha” fue la opinión de la izquierda. Entonces, yo estoy dando una respuesta: que no es cierto. Que si fuera verdad que la derecha estuviera de corazón en esta posición moral, no porque somos Iglesia, sino por la moral del país, tiene armas para obligar a que se ratifique. Pero yo no estoy haciendo un complot de bloqueo a la economía, ni mucho menos. Estoy solo suplicando que ratifiquen, que cumplan su palabra. Si no nos escuchan creo que tenemos derechos también. Miren a la gente que va a salir este 19 en el sol a suplicar. Está bien que supliquen, pero también hay que decir las cosas como son. Y que no nos digan que están con nosotros cuando en verdad no se les ve voluntad efectiva. Pero yo no tengo poder en la asamblea. No crea que porque por lo que estoy diciendo inmediatamente van a bloquear la economía. No creo. O talvez, Dios quiera que piensen en el bien moral del pueblo y que entonces lo ratifiquen yo no le veo problema a esto.

5- Hoy en la mañana, estaba el grupo “Entre Amigos” protestando por la discriminación sobre los homosexuales señalando a la iglesia como uno de los culpables por no querer que se aprueben los matrimonios ¿Cuál es la posición de la iglesia con respecto a este tipo de protestas?

Lo hemos dicho muchas veces y abunda en los la doctrina social de la iglesia: está en defensa, está en protección, está siempre con la mano extendida acogiendo promoviendo y ayudando a todos sus hijos a todos sin excepción. Ahora, una cosa es ayudar a las personas y otra cosas son las leyes que ven al bien común. No podemos estar a favor de leyes inmorales y con esto no estamos dañando a nadie. Al contrario, ¿sabe cuál es el mensaje de la iglesia para estos sus hijos a quienes amamos? Que vivan la fe, que vivan la virtud, que no se degeneren sexualmente aunque tengan una orientación al mismo sexo. Así como muchas personas, estoy pensando, en las religiosas y los sacerdotes que hemos tomado el compromiso de abstenernos de una práctica sexual a la que tenemos derecho y sin embargo hemos renunciado por el reino de los cielos. Entonces, también ellos que hagan un esfuerzo. Si decimos “que el matrimonio se legalice. Esto es normal, esto está bien”, estaríamos favoreciendo una actitud inmoral y contra la naturaleza y no podemos porque traicionaríamos nuestra fe. Nunca la Iglesia va a poder hacerlo. No porque sea malo o porque no quiera a sus hijos, sino por el bien de sus hijos. Es como la mamá que le prohíbe al niño comer un helado, el niño no entiende, pero la mamá sabe que tiene bronquitis y que si toma el helado se va a ver en dificultades. Por eso es que hay esas limitantes morales porque queremos el bien de todos, incluyéndolos a ellos, aunque no lo comprendan y nos acusen de homofóbicos, no es cierto, la Iglesia no quiere eso. Nunca vamos a promover la violencia, al contrario. Lo hemos dicho siempre, que no exista ninguna violencia por estas personas, sino que se le respete su integridad y todos sus derechos igual que a todas las personas. No tiene que ver con nada con la ley. Yo sinceramente no le veo lógica que ellos se opongan. Ellos mismos han dicho que no están pidiendo el matrimonio, que no les interesa el matrimonio. Entonces, la ley no les va a afectar en nada. A nosotros nos interesa salvaguardar el bien de la familia y de la sociedad.

6- No se ha logrado obtener ningún resultado sobre el Fiscal General de la República. ¿Cuál es su posición?

Nosotros estamos interesados en que se elija el fiscal cuanto antes y a la mejor persona. Ya pasó suficiente tiempo. Yo creo que ya estudiaron bastante las listas los candidatos. Es tiempo que se pongan de acuerdo. Y que le pongan los intereses partidarios. Que busquen el interés de la nación. El bien común. Nosotros queremos que se elija pronto al señor fiscal. Pero no solo nosotros como Iglesia, la sociedad lo demanda. Tiene derecho a que se le dé un fiscal pronto y que sea una persona honesta íntegra, apolítica, libre para que pueda dar solución. Ojala que sea pronto. He dicho que la sociedad lo demanda tiene derecho pero también tiene necesidad sobre todo esta situación de violencia que nos abate, que nos castiga, tiene que haber una persona responsable que haga frente a esta situación tan grave de violencia. Por eso, yo creo que los señores diputados están más que obligados a proveer a la nación con un buen fiscal. Yo siempre digo “Pidamos al Señor”, y no lo digo porque soy sacerdote, sino porque de verdad estoy convencido que es el Señor el que mueve las voluntades y el que ilumina las mentes para que los señores diputados hagan el trabajo que deben hacer votando por la mejor persona, eligiendo al mejor fiscal y también ratificando esta enmienda constitucional. Ojala que no haya necesidad de lo que yo decía como si pareciera como si estuviéramos hablando solos en medio del desierto y que nadie nos oye. Es un llamado de atención hacia ellos. Y ojala que sí se ratifique. Yo tengo esperanza que un buen día van a entender que el bien de la nación es darles leyes con base ética y moral y no lo contrario.

7- Con respecto a la introducción de la encíclica de la caridad. Habla de que traslada la caridad al aspecto económico, político, en todas las relaciones macrosociales. ¿Se debe hacer todo con caridad?

Ese es el punto. Su Santidad el Papa nos está señalando que la solución de todos los problemas, incluyendo los problemas sociales, y los problemas de la pobreza están en la caridad, está en el amor, está en hacer el bien, pero la caridad entendida como la principal de las virtudes que Dios ha dejado en el alma de la persona. Cuando una persona ama verdaderamente a Dios y al prójimos. Es incapaz de cometer injusticias. ¿Qué es lo que ha pasado en el mundo? ¿Por qué la crisis en que vivimos? Es una pregunta difícil y hay tantas razones, pero pudiéramos sintetizar en que en todas ha faltado honestidad, que ha habido disfuncionalidad en las instituciones financieras, no ha habido suficiente control y por eso hicieron cosas indebidas. Pero, ¿donde quedó la conciencia de las personas, de los que dirigían los bancos de los que dirigían todas estas transacciones? Hizo falta caridad hizo falta el deseo de hacer bien las cosas por amor a los demás. Esa sensibilidad está basada en la caridad. La caridad es la virtud que fundamenta todas nuestras acciones humanas incluyendo las sociales. El compadecerse del que está sufriendo, el dictar buenas leyes, tiene que ser brotado de un corazón que ama, que pide caridad, que pide a Dios, en otras palabras. El Papa dice que el problema del mundo es que ha olvidado a Dios, ha querido ir adelante, desarrollar los pueblos sin Dios y de esta manera no se puede. No se desarrolla verdaderamente el pueblo, la persona, sin Dios. “Un humanismo sin Dios, no es humanismo”, dice el Papa en su carta. Ese es el punto y por eso de ahí su nombre “Caridad en la verdad “porque la caridad es el fundamento de todo. Ojala que los principios del Papa, cada vez los conozcamos más y ojala que los pongamos en práctica porque esta sería la respuesta a la difícil situación que abate el mundo y que, por supuesto, nos abate a nosotros.

8- Los Estados Unidos dio asilo político cuando, no es perseguido político sino de narco-actividad del ex diputado suplente Roberto Silva Pereira. ¿Cuál es el pronunciamiento de la Iglesia?

Hace falta información para hacer juicios en este momento. He leído las notas que ustedes han presentado y todos coinciden en que no se saben los motivos y las declaraciones que he escuchado van más allá, en ese sentido. Me parece que la Fiscalía General de la República no tiene ningún informe oficial de Estados Unidos la cancillería tampoco. No conocemos los móviles de porqué Estados Unidos toma esa actitud. Por otra parte, me parece que tampoco está dado el asilo político sino que la Corte habilita a esta persona para que sea sujeto de asilo político pero falta que el Gobierno se lo dé. A estas alturas, creo que es prematuro hacer juicios. Yo no quisiera hacer ningún juicio cuando no tengo la información suficiente. Pero, yo esperaría que se obre con justicia. Y que la justicia de El Salvador, si no está satisfecha con el proceder de Estados Unidos que use los mecanismos correspondientes para que haya justicia. La justicia es una virtud cristiana y humana y la Iglesia debe estar a favor de ella. Mi opinión no puede ser técnica pero sí conforme a principio y estamos a la expectativa a ver cuáles son los verdaderos motivos y también cual es el comportamiento de la justicia de El Salvador en este caso y el manejo que se le dé al caso en Estados Unidos que no está cerrado, sino que, al contrario me parece que es una situación nueva que ahora se ha presentado.

9- Con respecto al fotoperiodista Christian Poveda, él declaraba en televisión europea que solo era posible la paz de la violencia juvenil en El Salvador sentando a los líderes de los grupos de las pandillas y decía que eso es efectivo. ¿es congruente para el mensaje de la iglesia?

Me parece que es un aporte importante que él hable en esos términos. Dicho sea de paso, mis condolencias por su fallecimiento, mi adhesión a su familia, y a toda la nación, al mundo por el deceso de esta persona que ha sido significativa en nuestro país y con tan buena voluntad. Pero eso no significa que yo esté de acuerdo en todo lo que ha dicho habría que discutir ese punto, porque yo sí creo que es importante escuchar a todos y estar abierto a todos, pero sin vulnerar las leyes. Si ellos han delinquido, debe darles, el Estado, el trato que les corresponde, por supuesto, salvaguardando sus derechos, pero si al diálogo al que usted ha de referirse significa negociación no veo porqué el estado tiene que negociar con una persona que está fuera de la ley y que haya delinquido. Si el diálogo va a significar un cambio de vida en ellos y ofrecerles un espacio y una oportunidad para salir de esa situación en la que han caído y superarse como personas, ¡Enhorabuena! La apertura tiene que estar, en ese sentido estamos de acuerdo pero en una negociación como tal, me parece que tiene que haber igualdad en las partes para que la negociación sea válida. No veo porqué tenga que negociarse con una persona que está al margen del cumplimiento de la ley. Me refiero a los que han delinquido. Ahora, si los jefes son los que no están bajo la pena de la ley, pues yo creo que sí, que se puede platicar y negociar. La plática se los dejaría a los expertos. Después de todo el esfuerzo del señor Poveda fue muy grande y muy válido y el Señor le premiará.

viernes, 25 de septiembre de 2009

Comunicado de la Diócesis de Santa Rosa de Copán (Honduras)

/ Jueves 24 de septiembre de 2009


1. El presbiterio de la Diócesis de Santa Rosa de Copán, siempre fiel a los valores del Reino de Dios y al pueblo que se nos ha encomendado apacentar, iluminados por la Palabra de Dios y el Magisterio eclesiástico, hemos analizado el fenómeno del Golpe de Estado y después de maduro examen , queremos compartir nuestras reflexiones al respecto.

2. Rechazamos el golpe de Estado porque viola la constitución de la República, principalmente los art. 3, 71, 72, 84 y 102, coarta las garantías constitucionales, enfrenta las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional con el pueblo humilde, obliga al pueblo a la insurrección ( cfr. Const. Art 3 ) causa inestabilidad e intranquilidad en la ciudadanía y ha enlutado muchas familias con los homicidios, heridos y golpeados cuyo número aumenta cada día.

3. El grupo de familias, sumamente enriquecidas, con empresas que viven de los proyectos que el Estado financia, con los impuestos que paga la ciudadanía y el dinero que viene de países amigos, debería decir al pueblo hondureño, las causas y razones que las indujeron a dar el golpe de Estado al Gobierno de José Manuel Zelaya Rosales o que desautoricen al Gobierno usurpador( Cfr. Const. Art 3).

4. Creemos que ningún bien material vale la vida de tantas personas que por órdenes de Roberto Michelletti Baín, del Jefe de Estado Mayor Conjunto, General Romeo Vásquez Velásquez, el ministro de Seguridad Jorge Alberto Rodas Gamero, del asesor Billy Joya y ejecutadas por malos agentes de la Policía Nacional, se han producido en el intento de impedir manifestaciones del pueblo.

5. Recordamos a todos los ciudadanos, que nadie debe obediencia a un gobierno usurpador y que nadie debe obedecer a una orden de matar personas.(cfr. Const. Art 3..)

6. Responsabilizamos al Señor Roberto Michelletti Baín, al actual Congreso Nacional y a los Magistrados de la Corte Suprema de Justicia por todos los daños que sobrevengan a personas y bienes después de este Golpe de Estado.

7. Como ordenados presbíteros, nos solidarizamos con nuestro hermano en el sacerdocio ministerial, el Padre Andrés Tamayo, defensor de nuestros bosques y profeta de estos tiempos, reclamando que la Iglesia Católica no debe amparar al grupo económicamente rico sino a los pobres.

8. El Golpe de Estado es fruto de la injusta distribución de la riqueza, que genera en Honduras profundas desigualdades, en la alimentación, en el trabajo, la educación, la salud, la posibilidad de expresión y la participación ciudadana, ya que el 80% de nuestro pueblo empobrecido, es nuevamente víctima de un juegos de poderes, donde quiere imponerse, la soberbia de los más adinerados.

9. Interpelados por el clamor de muchos hermanos católicos y no católicos, que esperan de nosotros una palabra profética, en defensa de la verdad y la justicia, iluminando desde la fe, la circunstancias actuales y acompañando al pueblo en el sufrimiento de su lucha reivindicadora citamos las palabras de nuestro querido Papa Benedicto XVI: “ Desear el bien común y esforzarse por el, es exigencia de justicia y caridad. Trabajar por el bien común es cuidar, por un lado y utilizar, el conjunto de instituciones que estructuran jurídica civil, política y culturalmente la vida social”. (cf Caritas in veritate n. 7) Las palabras de Nuestro Señor Jesucristo consuelan al sufrido pueblo.

“Bienaventurados los pobres por que de ellos es el Reino de los cielos. Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia porque ellos serán saciados.”(Cfr Mt 5,6).

10.Este Golpe de Estado ha sido la oportunidad para solicitar la ayuda de todos los países de la Organización de las Naciones Unidas; porque todos los países del mundo se han dado cuenta de la manera como se administraba y gobernaba Honduras y de cómo se usaban las ayudas económicas que ellos aportaban para el desarrollo social y humano de nuestro país. Lanzamos un S.O.S. a todos los hombres y mujeres de buena voluntad. No abandonen a cinco millones de pobres y a dos millones y medio de hondureños indigentes, oprimidos hoy, por una dictadura militar con la cual han cerrado filas los traidores a la patria.

11. Agradecemos al Brasil, por asilar diplomáticamente al presidente de Honduras José Manuel Zelaya Rosales.

12. Tratándose de nuestra patria, no descansaremos hasta que se restablezca el orden constitucional interrumpido por el Golpe de Estado. Con la Palabra de Dios,la enseñanza, la convivencia, la oración y sobre todo con la celebración de la Santa Misa, esperamos vencer (cfr. Hech. 2,42-47).

13. No tenemos enemigos, si alguien nos adversa, es por odio a la religión católica, a la cual pertenece la inmensa mayoría del occidente de Honduras.

14. La pertenencia a un partido político, no debe estar por encima de la pertenencia a la Iglesia, siempre que se trate de defender a la gente pobre en contra de la injusticia social.

15. Les Comunicamos lo que nos dice el papa Benedicto XVI, sobre la teología que debemos profesar en lo socio económico-político “ La doctrina social de la Iglesia, responde a esta dinámica de caridad, recibida y ofrecida. Es “CARITAS IN VERITATE IN RE SOCIALI”, anuncio de la verdad del amor de Cristo en la sociedad. Dicha doctrina es servicio de la caridad, pero en la verdad. La verdad preserva y expresa la fuerza liberadora de la caridad en los acontecimientos siempre nuevos de la historia. Es al mismo tiempo verdad de la fe y de la razón en la distinción y la sinergia a la vez de los dos ámbitos congnitivos. El dasarrollo, el bienestar social, una solución adecuada de los grandes problemas socioeconómicos que afligen a la humanidad, necesitan esta verdad. Y necesitan aún más que se estime y de testimonio de esta verdad. Sin verdad, sin confianza y amor por lo verdadero, no hay conciencia y responsabilidad social, y la actuación social se deja a merced de intereses privados y de lógicas de poder, con efectos disgregadores sobre la sociedad tanto más en una sociedad en vías de globalización, en momentos difíciles como los actuales.” (Caritas in veritate n. 5).

16. Los exhortamos, a perseverar, en las comunidades eclesiales de base, para llevar a cabo la pastoral popular, que hemos emprendido en todas las parroquias.

17. Con el amparo poderoso de Nuestra Señora de Suyapa, Auxiliadora de los cristianos, estamos seguros, que ustedes vivirán libres de toda debilidad del cuerpo y alma.

18. Con la bendición de Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo, reciban también la nuestra. Sus hermanos y amigos del presbiterio de la diócesis de Santa Rosa de Copán, Honduras Centro América.

Mons. Luis Alfonso Santos

Obispo Diocesis de Santa Rosa de Copan

jueves, 27 de agosto de 2009

LA ENTREVISTA AL PADRE LUIS QUINTANILLA



Fuente: Blog Tehucán


TH: Hemos sabido que Ud. ha sufrido un atentado contra su integridad física, ¿cuándo y dónde sucedió ese atentado?

QUINTANILLA: La cuestión de los atentados ha sido la coronación de diversas amenazas y persecución que he venido sufriendo desde el 2002.En el 2007 recibí amenazas de muerte en mi teléfono móvil donde me decían “te vamos a quemar vivo con todo y carro”, de esas amenazas puse denuncia ante la fiscalía de Sensuntepeque. En mayo de este año un carro me persiguió por la carretera panamericana a la altura del Municipio de El Carmen y San Rafael Cedros, ahí solo se puso a la par el vehículo y me tomaron fotografías. El lunes 13 de julio yendo de Victoria hacia Sensuntepeque un carro se me atravesó en la carretera yo me detuve creyendo que estaba maniobrando para retrocede, pero del lado del conductor se bajo un sujeto encapuchado con arma larga, entonces yo aceleré y pasé rozando mi carro al cerco, pero escape por la parte trasera del vehículo atravesado. Pero el lunes 27 nuevamente yendo de Victoria a Sensuntepeque faltando poco para llegar a Sensuntepeque un pickup me sobrepasó y se me atravesó por delante, yo frené, y se me apagó el carro, por los nervios no pude ponerlo en marcha de nuevo. Del carro se bajaron tres tipos con armas largas, encapuchados, vestidos de negro, dos de ellos llegaron hasta mi puerta me sacaron halándome de la camisa, me decían “apagá las luces”; yo las apagué, saqué la llave y con el codo cerré la puerta. Me llevaron hasta la cama del pickup de ellos, uno a cada lado; otro sujeto se quedó delante de mi carro y otro manejaba porque retrocedió un poco. El que estaba a mi izquierda decía “démole aquí”, el otro le preguntaba “¿Qué no lo vamos a llevar, pues?, en eso se activó la alarma de mi carro y el que estaba a mi izquierda dio un paso hacia el carro, el otro volvió a ver ahí mismo y fue el momento que aproveche para tirarme al monte, no contaba con que había ahí una alcantaría de las aguas lluvias como de dos metros, me golpie la rodilla derecha, tres dedos del pie, y así corrí por una zacatera; andaba camisa blanca y temiendo me fueran persiguiendo, me quité la camisa y la camiseta y en mi gorra envolví el celular, ahí perdí la llave del carro, y cuando había corrido como dos cuadras me detuve y me acosté en medio del zacate desde ahí hice unas llamadas y como a los 45 minutos llegaron amigos, la policía y comandos de salvamento y pude salir de ese lugar.

TH: Una pregunta obligada ¿quién quiere matarle y por qué?

QUINTANILLA:
Eso esta difícil de contestar. Yo no tengo enemigos, al menos de mi parte, ahora bien, que algunos me consideren su enemigos eso es problema de otros y yo me lo he ganado de gratis. Desde el 2002 algunos miembros de la jerarquía de la iglesia católica romana se ha encargado de crear un ambiente hostil en mi contra; incluso tengo documentos donde el obispo dice textualmente “no piense que va a vivir mucho tiempo”. Lo único que yo he hecho es resistir y mantenerme fiel al ministerio que Dios me ha encomendado y al compromiso que tenemos con nuestro pueblo.Como cristiano, como salvadoreño y como ser humano estamos comprometidos con la verdad, con la justicia, con la paz y aquellos que no quieren trabajar por el bien que solo miran sus propios intereses mezquinos sienten que ahora hay un pueblo que está despertando, que no se deja manipular fácilmente y nos consideran a nosotros como los causantes de ese despertar; en los anónimos nos dicen que “dejemos de alborotar al pueblo” y quiénes son los que no quieren que el pueblo avive: los políticos, los de la empresa Pacific Rim y la Jerarquía de la Iglesia Católica Romana.

TH: Cabañas es un bastión de la derecha salvadoreña, de hecho en ese departamento el FMLN no ha ganado una sola alcaldía en las últimas elecciones. Pero lo contradictorio es que en ese departamento se nota poco desarrollo cultural y socio-económico; la calle de acceso de Ilobasco hasta Sensuntepeque parece un camino rural por la cantidad de baches. En fin, ¿cómo se explica que la gente siga votando por la derecha, si es evidente la degradación social?

QUINTANILLA:
Eso es una cuestión histórica, la población de Cabañas ha sido educada en una mentalidad de conformismo y resignación, influencia de una evangelización adormecedora, a mi me dijeron que no explicara muchas cosas a la gente que para eso existía un octavo sacramento que era la ignorancia. Cuando sabemos que la ignorancia es la peor injusticia a la que no deben vivir sometidos los pueblos. Pero quiero decirle que las cosas están cambiando en Cabañas.El hecho del poco desarrollo socio-económico se debe al desinterés de los políticos que solo miran al pueblo como trampolín para llegar al poder, el pueblo es usado como masa; en Santa Marta me dijo un día una anciana “yo quisiera que hubieran elecciones cada 6 meses o por lo menos cada año, porque solo para las campañas nos arreglan la calle”. Ciro Cruz Zepeda estuvo de diputado por Cabañas y no se aparecía, sino para las campañas y después se enojó porque ya no lo apoyaron.

TH: Usted es un sacerdote, pero nos extrañó que ningún obispo dijera nada en defensa suya, bueno, tampoco es que digan mucho sobre la situación de violencia que está viviendo el país. Es decir, dirán cosas en sus diócesis, pero como Conferencia Episcopal parecen dormir el "sueño eterno", ¿qué nos dice de ese comportamiento?

QUINTANILLA: Los pobrecitos no saben ni dónde están parados, viven como en otro mundo, no les gusta tocar los temas de la tierra porque dicen que es meterse en política, pero el dinero de los políticos bien que lo agarran, acusan desconocer del tema.En mi caso aducen que no soy de la diócesis (de San Vicente), que no soy católico, y hasta que no soy sacerdote; solo falta que digan que no soy humano. Ante la ola de violencia, ante el grave problema de las extorciones, de la persecución a los líderes sociales, las amenazas de muerte a periodistas y atentados a varios líderes, los pastores ha guardado silencio; sabemos que los políticos los compran, se han dado casos que han cambiado a los párrocos solo para dar gusto a algún alcalde; además, la empres minera también les ha dado dinero. A ellos se les atribuye aquel versículo del profeta Isaías en el capítulo 56 y versículo 10: ¡Esos cuidadores están todos ciegos, no saben nada! Son todos como perros mudos, que no pueden ladrar. Tendidos en sus lechos, no hacen más que dormir y soñar.

TH: ¿Qué recomienda a nuestros lectores para apoyar la resistencia contra la explotación salvaje de nuestros recursos naturales y para combatir la violencia que suele acompañar ese salvajismo?

QUINTANILLA:
No podemos quedarnos indiferentes a lo que pasa a nuestro alrededor; aquí la cuestión no es de derechas y de izquierdas, aquí la cuestión es de sensibilidad humana, los afectados son hermanos y hermanas nuestros. Como iglesia hemos tomado una opción de acompañar a nuestro pueblo en sus justas demandas. Que cuando el alcalde pone la luz, o pone el agua, o arregla la calle en una comunidad no le está haciendo un favor al pueblo, es un derecho que las comunidades tienen.Debemos seguir trabajando por llevar una educación liberadora que haga tomar conciencia tanto al niño, al joven como al anciano. Y como Iglesia debemos hacer realidad el signo de la cruz; la relación de nosotros con Dios (el madero vertical) y la relación con los hermanos (el madero horizontal). Con nuestras manos clamando al cielo pero con nuestro pies bien puestos en la tierra.

martes, 11 de agosto de 2009

ASESINARON AL PADRE LEOPOLDO CRUZ EN SAN VICENTE, EL SALVADOR



REDACCIÓN SERVIDORES

La ola de violencia no para en El Salvador: hace unos días se amenazaba de muerte al padre Luis Quintanilla, actualmente se asesina al padre Leopoldo Cruz de San Vicente (El Salvador).
Lo más terrible de todo es que en El Salvador se muere como moscas, sin que se hagan investigaciones serias al respecto.
Es un "año sacerdotal" lleno de incertidumbre.

sábado, 1 de agosto de 2009

EL SACERDOTE LUIS QUINTANILLA EN LA MIRA DE LOS CICARIOS

REDACCIÓN SERVIDORES
Se ha difundido la noticia de la agresión que sufrió el padre Luis Quintanilla el 27 de julio mientras venía de un programa radial en Ciudad Victoria (Cabañas).
El hecho recuerda la situación que vivieron las organizaciones sociales en los años 70 y 80.
En Cabañas hay proyectos de explotación minera, a la cual se han opuesto las organizaciones sociales, incluído el padre Quintanilla, la situación está lejos de solucionarse.
Para más detalles visite el blog del padre Quintanilla.

miércoles, 1 de julio de 2009

El arzobispo de San Salvador, Mons. José Luis, fue a que el Papa le impusiera el Palio y la Estola de lana

34 arzobispos han recibido el palio y la estola de lana blanca de las manos del Papa, lo que indica la proximidad y la comunión con el sucesor de San Pedro. Entre esos 34 arzobispos se encuentra Mons. José Luis Escobar Alas.

jueves, 18 de junio de 2009

Ser cura en la era del Marketing de las religiones

Redacción Servidores
Nos llamó la atención la "entrada" que ha publicado el p. Alex Díaz en su blog, por ser un tema delicado y que, quiérase o no, genera desconcierto y polémica en la comunidad católica y secular. Pero, admiramos la fuerza que ha tenido el p. Alex al dar su visión de ese hecho.
El texto del blog del p. Alex Díaz:
Título: "Se necesitan héroes..."
Texto: En estos días en que muchos medios de comunicación social se tomado la tarea de desprestigiar el sacerdocio por la caída de un solo hijo de la iglesia que se equivoco, quiero contrarrestar en este blog, ese flagelo en contra del sacerdocio ministerial que es visto por muchos como algo que no tiene sentido y que no se puede vivir de formal fiel y bien llevada. Y lo digo como testigo y como sacerdote.Quienes somos los sacerdotes, es la gran pregunta del mundo moderno, solo somos hombres especiales tomados de entre los hombres y puestos al servicio de nuestros mismos hermanos, dice la carta a los hebreos, somos elegidos de en medio del pueblo de Dios, no somos ángeles, somos humanos con una consagración divina.Fuimos llamados de los lugares más sencillos y quizás de donde menos nos podríamos imaginas de ahí nos llamo Dios para ser ministros suyos, no lo hizo por nuestros meritos, creo que ningún sacerdote tiene los meritos necesarios para poder serlo. Sin embargo nos llamo. Por tanto, quisiera hacer un pequeño llamado a que viéramos no solo a nuestros hermanos sacerdotes que han fallado, que su humanidad les traiciono y no seamos jueces, sino que los encomendemos a nuestras oraciones como tal… Pero que así como esos pocos han caído hay muchos que se mantienen al pie del cañón luchando por ser fieles y trabajando incansablemente por el reino de los cielos, trabajando en fidelidad y desinteresadamente en tantas y tantas parroquias de misión, hombres que se han desgastado por la mies, a esos hombres los medios no les hacen caso, a esos que están en las selvas del África, del amazonas, a esos que se encuentran atendiendo los enfermos y débiles, a esos que por años y años, formaron y enseñaron y forjaron la fe y la humanidad a esos no les prestamos atención, a esos valientes y santos hombres hoy les recuerdo y les admiro. No deberíamos escandalizarnos porque se nos persigue en estos tiempos, Jesús mismo nos lo dijo, si me persiguen a mí, los perseguirán a ustedes por mi causa, por tanto, hoy pongo un grito a la humanidad, Jóvenes se necesitan Héroes, que se comprometan a decir si a el proyecto de Jesús, Si a su obre, SI al llamado sacerdotal…. TE has puesto a pensar que puedes ser un héroe siguiendo a Jesucristo…. Piénsalo y recuerda que la mies es mucha y los obreros pocos…. Ven y sígueme… dice el maestro. Porque no decir si….
Comentarios al texto:
Es valiente la defensa que hace el p. Alex sobre el sacerdocio y los sacerdotes.
Creemos que a lo mejor no se necesitan "héroes", sino gente responsable, que se tome en serio su condición humana y cristiana. Una persona seria y responsable en el plano humano dificilmente traiciona los principios religiosos y de fe en los que cree.
Por desgracia hemos caído en el "marketing" de las religiones, de las sectas y de los movimientos pseudo-religiosos. Le hemos apostado a la "moda religiosa", a la religión de lo sentimental y nos hemos olvidado de la seria responsabilidad evangelizadora que nos encomendó Jesús. No será el mercado de las religiones el que nos ponga en línea correcta, sino una seria y sistemática acción evangelizadora.
Saludos a todos los sacerdotes que siguen luchando por mantener viva la fe de nuestras comunidades eclesiales.

lunes, 20 de abril de 2009

II Domingo de Pascua

FIESTA DE LA DIVINA MISERICORDIA
Canto y Oración de Apertura: “Dios, Padre Misericordioso, que has revelado Tu Amor en tu Hijo Jesucristo y lo has derramado sobre nosotros en el Espíritu Santo: Te encomendamos hoy el destino del mundo y de todo hombre. Inclínate hacia nosotros, pecadores; sana nuestra debilidad; derrota todo mal; haz que todos los habitantes de la tierra experimenten tu Misericordia, para que en tí, Dios Uno y Trino, encuentren siempre la fuente de la esperanza. Padre Eterno, por la dolorosa Pasión y Resurrección de tu Hijo, ten Misericordia de nosotros y del mundo entero. Amen”. Padre Nuestro, Ave María, Gloria al Padre…

Comentario a la fiesta de la Divina Misericordia:
Cuando Dios quiere revelar un mensaje a la humanidad no busca a los más importantes y sabios, sino a los sencillos y humildes que saben ser dóciles a sus inspiraciones y gracias. Este es el caso del mensaje de la Divina Misericordia dado a Santa María Faustina Kowalska. El 22 de febrero de 1931, recibió la primera revelación de la Misericordia de Dios, ella lo anota así en su diario: "En la noche cuando estaba en mi celda, vi al Señor Jesús vestido de blanco. Una mano estaba levantada en ademán de bendecir y, con la otra mano, se tocaba el vestido, que aparecía un poco abierto en el pecho, brillaban dos rayos largos: uno era rojo y, el otro blanco. Yo me quedé en silencio contemplando al Señor. Mi alma estaba llena de miedo pero también rebosante de felicidad. Después de un rato, Jesús me dijo: “Pinta una imagen mía, según la visión que ves, con la inscripción: "¡Jesús, yo confío en Ti!” Yo deseo que esta imagen sea venerada, primero en tu capilla y después en el mundo entero. Yo prometo que el alma que honrare esta imagen, no perecerá. También le prometo victoria sobre sus enemigos aquí en la tierra, pero especialmente a la hora de su muerte. Yo, el Señor, la defenderé como a mi propia gloria”.
¿Y cómo podemos nosotros participar y obtener la misericordia de Dios? Nuestro Señor le señaló cuatro medios concretos a santa Faustina, que son: la Novena a la Divina Misericordia , la Coronilla a la Divina Misericordia, la Hora de la Divina Misericordia y la Veneración de la imagen de la Divina Misericordia. A través de estos actos de piedad, el Señor nos llama a todos a pedir su misericordia. Hermanas y hermanos, Dios quiere que nos acerquemos a Él orando sin cesar, arrepintiéndonos de nuestros pecados y pidiendo que él derrame su misericordia sobre nosotros y el mundo entero.

PRIMERA PARTE: LA DEVOCIÓN A LA DIVINA MISERICORDIA
“Cuando ya nadie me escucha, Dios todavía me escucha. Cuando ya no puedo hablar con ninguno, ni invocar a nadie, siempre puedo hablar con Dios. Si ya no hay nadie que pueda ayudarme –cuando se trata de una necesidad o de una expectativa que supera la capacidad humana de esperar, Él puede ayudarme (Papa Benedicto XVI, Salvados en la Esperanza, n. 23; 35).
El tema de la Divina Misericordia está presente durante todo el año litúrgico. La elección del II Domingo de Pascua, que concluye la octava de la Resurrección del Señor, indica la estrecha relación que existe entre el misterio pascual de la Salvación y la fiesta de la Misericordia. La Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo son, en efecto, la más grande manifestación de la Divina Misericordia de Dios Padre hacia los hombres, especialmente hacia los pecadores. La fiesta de la misericordia ha de ser no sólo un día de particular veneración de Dios en este misterio, sino sobre todo un día de gracia para todos los cristianos, un día de reconciliación con Dios y con los hermanos por medio del sacramento de la penitencia: “En aquel día quien se acerque a la Fuente de la Vida (Sacramentos de la Reconciliación y de la Eucaristía), conseguirá la remisión total de las culpas y de las penas” (Diario, 300). La Comunión ha de ser recibida el mismo día de la fiesta de la Misericordia, mientras que la confesión puede hacerse durante los siete días previos a la comunión o los siete posteriores a ella. Además de esta gracia extraordinaria, el Señor promete: “Derramaré todo un mar de gracias sobre las almas que se acerquen al manantial de misericordia. En ese día están abiertas todas las compuertas divinas a través de las cuales fluyen las gracias. Que ningún alma tema acercarse a mí, aunque sus pecados sean como escarlata serán perdonados” (Diario, 699).

SEGUNDA PARTE: EN LA MISERICORDIA DE DIOS, ESTA NUESTRA VIDA
El apóstol San Pablo nos enseña que “el salario del pecado es la muerte” (Rm 6,23), pero a esa muerte que ha entrado en el mundo por el pecado de un solo hombre, se opone y vence, la gracia de Dios: “Si por el delito de uno solo murieron todos ¡Cuánto más la gracia de Dios y el don otorgado por la gracia de un solo hombre Jesucristo, se han desbordado sobre todos” (Rm 5,15). Y esta misericordia de la que nos habla el apóstol, se desprende de Jesucristo Resucitado hacia cada uno de nosotros, como el agua que brota de una fuente de manera inagotable para saciar toda esa sed que permanece en lo más profundo de nuestro interior, y que no puede ser saciada por nadie sino únicamente por nuestro Creador.
Pero lo más interesante es que la misericordia de Dios llega a nuestras vidas de forma gratuita. A propósito de esto, le dijo nuestro Señor a Santa Faustina: “Hija Mía, habla al mundo entero de la inconcebible Misericordia Mía. Deseo que la Fiesta de la Misericordia sea refugio y amparo para todas las almas y, especialmente, para los pobres pecadores. Ese día están abiertas las entrañas de mi Misericordia. Derramo todo un mar de gracias sobre las almas que se acercan al manantial de mi Misericordia. El alma que se confiese y reciba la Santa Comunión obtendrá el perdón total de las culpas y de las penas. En ese día están abiertas todas las compuertas divinas a través de las cuales fluyen las gracias. Que ningún alma tema acercarse a mí, aunque sus pecados sean como escarlata. La humanidad no conocerá paz hasta que no se dirija a la fuente de mi Misericordia".

¿Podríamos nosotros creer que la humanidad no conocerá la paz hasta que nos se dirija a la Ffuente de la Misericordia? A muchos cristianos quizás se les haga más fácil creer en un político que creer en el mensaje de la Divina Misericordia que es un mensaje de Dios. Nunca en la historia de la humanidad una ideología política ha sido capaz de lograr lo que el Evangelio cuando los cristianos han sido capaces de confiar plenamente en la Misericordia de Dios. La primera lectura de este domingo, nos presenta un ejemplo sorprendente de cómo la Divina Misericordia transformó por completo la vida de los primeros cristianos: “los creyentes vivían todos unidos y lo tenían todo en común; vendían posesiones y bienes y lo repartían entre todos, según las necesidades de cada uno” (Hc 2,44). Y algo interesante es que, este testimonio de la presencia de la Divina Misericordia en la vida de los primeros cristianos, hace que otros se convirtieran al Señor: “eran bien vistos de todo el pueblo y día tras día el Señor iba agregando al grupo a los que había de salvar” (Hc 2,47).

Para dialogar:
- ¿Conoce usted el mensaje de la Divina Misericordia que nuestro Señor le confió a Santa Faustina?
- Todos los problemas que nos afligen como personas, familias y sociedad, tienen su origen en el corazón y la conciencia de cada persona ¿Quién considera usted que es capaz de curar la conciencia y el corazón humano?

miércoles, 15 de abril de 2009

¿Qué sucede realmente con el Seminario "San José de la Montaña" de San Salvador?



Se suele decir, en los ámbitos eclesiales, que el seminario es el "corazón de una diócesis" y estamos de acuerdo en ello, pues, es el lugar por excelencia de formación para los futuros sacerdotes.
Generalmente los seminarios se dividen en menores y mayores, los menores son los centros de formación que tienen estudiantes de plan básico y bachillerato, mientras un seminario mayor suele contar con personas que han superado la etapa de formación del bachillerato y realizan estudios específicos en vistas a la ordenación sacerdotal. Un seminario mayor consta de dos etapas de formación en el plano académico: una fundamentación filosófica y los estudios estrictamente teológicos, que son los más importantes.
Pues bien, en El Salvador, el seminario mayor interdiocesano San José de la Montaña es considerado la máxima expresión de la formación sacerdotal. Todos los que hemos pasado por él nos sentimos particularmente relacionados a su historia. Transitar sus pasillos es una evocación de las intensas experiencias vividas junto a tantos compañeros seminaristas que permanecen en la memoria.
Precísamente porque amamos ese seminario miramos con desconcierto el que se le someta a la enésima crisis en su historia. Ese centro ha pasado diversas crisis, desde los tiempos de los gobiernos liberales en sus inicios, pasando por la guerra civil, hasta nuestros días con las tendencias fundamentalistas, que quieren acaparar todos los cargos de su organización interna.
Últimamente fueron destituidos de sus cargos, en modo arbitrario, el sacerdote rector, el sacerdote encargado del área académica y un tercer sacerdote formador.
¿Cuál fue el problema central? Vamos por pasos contados.
Normalmente, cuando se deben contratar profesores especialistas para las diversas disciplinas a impartir, se presenta un elenco de profesores a la Conferencia Episcopal y son ellos los que deciden quiénes de esos especialistas pueden dar clases en el seminario.
De modo que el rector y su cuerpo de formadores tienen la obligación de presentar esa lista de profesores a los señores obispos, quienes al final tienen la última palabra sobre las personas que deben impartir las clases.
Pues bien, sea el rector, que el encargado académico, como es normal, presentaron de rutina una serie de especialistas, de preferencia doctores, algunos extranjeros, otros del país, según las exigencias del momento histórico que vive la iglesia. A una parte de los obispos (porque no fue a todos) algunos nombres de los doctores sugeridos les despertaron sospechas, lo cual los llevó a hacer las debidas indagaciones. Bueno, a ciertos doctores españoles se les negó la posibilidad de dar clases, acusados de negar algunos aspectos de la doctrina cristiana, a otros, porque sus tesis tenían un tinte político-marxista, según los obispos acusadores.
El punto es que, por una parte, los especialistas no pudieron dar clases, y, por otra, el rector y el encargado académico fueron destituídos de sus cargos, acusados de consentir las tesis de los doctores y atentar contra la recta doctrina del seminario. Pero, se procedió sin las debidas amonestaciones que establece el derecho antes de proceder a su destitución, en el caso en que esos sacerdotes atentaran contra el derecho canónico. Pero, sucede que el rector destituido es doctor en derecho canónico, con lo cual los obispos acusadores hubieran tenido que ser más cuidados en la destitución, o por lo menos, esperar y no hacerlo en modo precipitado como lo hicieron.
El rector actual, licenciado en teología moral, está claramente alineado con los obispos acusadores, pues, si verdaderamente respetara y entiendiera la caridad sacerdotal, tenía que dimitir de su cargo, pues los obispos actuaron en modo arbitrario e injusto al no permitir que los destituidos y los especialistas en cuestión pudieran defenderse, en este caso la prepotencia se impuso a la razón y a la caridad.
¿Qué es lo que se lamenta en este caso?
1. Que no se respete el derecho canónico y la dignidad de las personas y se proceda a partir del poder episcopal entendido como prepotencia. Ya decía Romano Guardini que el poder, entendido como represión, no tiene ética.
2. Que los señores obispos no se pongan de acuerdo en temas fundamentales como el seminario. Pues, no se puede someter a votación las cosas esenciales. El rector del seminario debe gozar de competencia académica, equilibrio humano-espiritual y ser respetado en lo que compete su oficio.
3. Que la nómina del padre rector actual responda a visiones ideologizadas del seminario y no a la exigencias que demanda la situación social y eclesial del país.
4. Que haya tanto silencio por parte del clero diocesano nacional, pues los seminaristas de hoy serán los sacerdotes del mañana. Y si lo que prevalece es la uniformidad ideológica en la formación sacerdotal, el resultado es un clero apático a los sufrimientos concretos de la gente y sediento de poder económico y político.
5. Que no se escuche a los seminaristas, a los sacerdotes destituídos, a los especialistas rechazados, al clero nacional. Todos ellos no son autómatas o piezas de ajedrez, que se puedan mover a placer, como cosas sin valor alguno.
Por último, queremos agradecer a la parte de los obispos que quieren un rector y un cuerpo de formadores que estén a la altura de los problemas actuales que plantea la sociedad. A los obispos que saben que toda decisión ideologizada al interno de la iglesia atenta directamente contra la esencia misma del proceso evangelizador.
Señores obispos lo único que les pedimos es coherencia y seriedad, pero sobre todo, unidad en las decisiones esenciales que ustedes tomen y que luego afectan la vida de la iglesia en El Salvador.

miércoles, 8 de abril de 2009

I DOMINGO DE PASCUA

LA RESURRECCIÓN DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO

Canto y Oración de Apertura: “Ofrezcan los cristianos ofrendas de alabanzas, a gloria de la Víctima propicia de la Pascua. Cordero sin pecado que a las ovejas salva, a Dios y a los culpables unió con nueva alianza. Lucharon vida y muerte en singular batalla y, muerto el que es la Vida, triunfante se levanta. ¿Qué has visto de camino, María, en la mañana? A mi Señor glorioso, la tumba abandonada, los ángeles testigos, sudarios y mortaja. ¡Resucitó de veras mi amor y mi esperanza! Venid a Galilea, allí el Señor aguarda; allí veréis los suyos la gloria de la Pascua. Primicias de los muertos, sabemos por tu gracia que estáis resucitado; la muerte en ti no manda. Rey vencedor, apiádate de la miseria humana, y da a tus fieles parte en tu victoria santa. Amén. Aleluya”.

Comentario a la Palabra de Dios:
Pedro presenta en resumen el mensaje de la Buena Nueva de Jesús. La intervención de Dios en la historia de Israel continúa con Jesús para toda la humanidad. Después de su Resurrección fueron sus discípulos a quienes se les encomendó continuar la proclamación de este mensaje de una nueva vida para todas las naciones. San Pablo exhorta a los colosenses a llevar vidas de acuerdo con su nuevo estado como hijos e hijas que han muerto y resucitado con Cristo. En Cristo tienen una nueva vida porque han sido reconciliados con Dios a través de su muerte. El Evangelio según San Juan resalta las reacciones de los primeros discípulos ante los maravillosos hechos de la Resurrección de Jesús. María Magdalena se asombra. Pedro también reacciona con perplejidad, confusión y probablemente trata de entender el significado de la tumba vacía y los lienzos en el suelo. Sin embargo, Juan ve la tumba vacía y los lienzos e inmediatamente cree.

PRIMERA PARTE: DEL MIEDO A LA ESPERANZA
Fue terrible la situación que vivieron los apóstoles a partir del momento en que el Señor fue traicionado por uno de sus ellos, y entregado a los que lo crucificaron. Todo en sus vidas se convirtió en tristeza, desesperanza, miedo, remordimiento de conciencia y frustración. ¿Pero qué fue lo que cambió toda aquella realidad en la vida de aquellos hombres? Fue la certeza de saber que Jesús había resucitado, de saber que estaba vivo, y que lo que les había dicho mientras estaba con ellos, “al tercer día resucitare”, era todo verdad. La Iglesia nos dice que “La Resurrección de Jesús es la verdad culminante de nuestra fe en Cristo, creída y vivida por la primera comunidad cristiana como verdad central, transmitida como fundamental por la Tradición, establecida en los documentos del Nuevo Testamento, predicada como parte esencial del Misterio Pascual al mismo tiempo que la Cruz: “Cristo ha resucitado de los muertos, con su muerte ha vencido la muerte. Y a los sepultados ha dado la vida” (Hc 9,3-18) (Catecismo de la Iglesia Católica, n. 638).

La realidad que a nosotros como cristianos nos corresponde vivir ahora es muy parecida a la que vivieron los apóstoles en aquel tiempo, pues ¿quién no siente miedo, tristeza, y desesperación ante la situación de crimen, desempleo, delincuencia y desintegración familiar que se vive nuestro país? Es totalmente cierto lo que dicen nuestros obispos que “cada día, al abrir el periódico, al escuchar la radio o al mirar las noticias en el televisor nos golpea con toda su crudeza la realidad de nuestro país, marcada por tantos hechos violentos” (Carta Pastoral de los Obispos de El Salvador: “No te dejes vences por el mal”, 9). Pero es precisamente a nosotros a quienes nos dice el apóstol: “Os anunciamos la Buena Nueva de que la Promesa hecha a los padres Dios la ha cumplido en nosotros, los hijos, al resucitar a Jesús” (Hc 13,23-32).

Hermanos y hermanas, aunque nuestra realidad sea tan difícil, quienes creemos que Jesús ha resucitado. “No podemos, y no debemos de seguir viviendo como las personas que no tienen esperanzas, los que creemos en Cristo tenemos un futuro. La puerta oscura del tiempo, del futuro, ha sido abierta de par en par, y quienes tenemos esperanzas tenemos que vivir de otra manera, porque se nos ha abierto una vida nueva” (Papa Benedicto XVI, Salvados en la Esperanza, n. 2). Jesucristo es “el Redentor de la humanidad” (Juan Pablo II, Redemptor himinis, 1), y es en El en quien tenemos que poner nuestra mirada, fe y confianza, pues El es el Único capaz de transformar toda realidad que nos hace sufrir como personas, familias, Iglesia y sociedad en general.

SEGUNDA PARTE: JESUCRISTO ES NUESTRA ESPERANZA
La humanidad necesita ser salvada del odio, el egoísmo, la envidia, y la violencia que nos está destruyendo en todas partes. Pero esta salvación de la que está sedienta la humanidad, no podemos esperarla de ningún hombre, o creer que vamos a conseguirla encarcelando o asesinando ha quienes nos hacen daño, pues como ha dicho el Papa Benedicto XVI, “la parcela de un bosque silvestre se hace fértil precisamente cuando se talan los árboles de la soberbia, se extirpa lo que crece en el alma de modo silvestre y así se prepara el terreno en el que puede crecer pan para el cuerpo y para el alma. ¿Acaso no hemos tenido la oportunidad de comprobar de nuevo, precisamente en el momento de la historia actual, que allí donde las almas se hacen salvajes no se puede lograr ninguna estructuración positiva del mundo” (Papa Benedicto XVI, Salvados en la Esperanza, n. 15) .

Muchos cristianos siguen esperando todavía que los políticos arreglen la situación de desempleo, delincuencia, narcotráfico, corrupción, y desintegración familiar que vivimos no solo en nuestro país, sino en el mundo entero, pero lo cierto es que toda esta realidad no la puede cambiar ningún ser humano sino únicamente Dios. “El ser humano necesita a Dios, de lo contrario, se queda sin esperanza. Nuestro obrar no es indiferente ante Dios y, por tanto, tampoco es indiferente para el desarrollo de la historia. Podemos abrirnos nosotros mismos y abrir el mundo para que entre Dios: la verdad, el amor y el bien. Es lo que han hecho los santos que, como «colaboradores de Dios», han contribuido a la salvación del mundo (1 Cor 3,9; 1 Tes 3,2). Podemos liberar nuestra vida y el mundo de las intoxicaciones y contaminaciones que podrían destruir el presente y el futuro” (Papa Benedicto XVI, Salvados en la Esperanza, n. 23; 35).

Hace dos mil años, los apóstoles entendieron muy bien que solamente Jesucristo era el único capaz de transformar cualquier realidad de pecado que oprimiera a la humanidad, por eso, después de la Resurrección de Jesucristo se dedicaron a predicar que “Dios lo había constituido en juez de vivos y muertos” (Hc 10, 42). Ningún cristiano/a es capaz de abandonar el mal “para buscar los bienes de arriba, donde está Cristo, sentado a la derecha de Dios” (Col 3,1), como nos dice hoy San Pablo en la segunda lectura, si primero no ha creído de verdad que Jesucristo ha resucitado. Y este es el mensaje que a nosotros cristianos nos corresponde ahora anunciar a todas las personas que nos rodean. No podemos dejarnos vencer por el desánimo y el miedo, creyendo que ya no hay nada por hacer para cambiar toda realidad de pecado que nos invade. Es necesario que releamos de nuevo con atención el Evangelio para que comprendamos más a fondo que Jesús está Vivo, que ha vencido la muerte y el pecado, y que por lo tanto, vale la pena que sigamos confiando plenamente en El.

Para dialogar:
- ¿Qué Significado tiene para tu vida la Resurrección de Nuestro Señor Jesucristo?
- ¿Qué podemos hacer para que la Resurrección de Jesucristo, toque la vida de nuestras familias y de nuestras comunidades?

Canto y Oración final.